La actitud engendra el futuro. No hay destino.

La diferencia entre un problema y una oportunidad es la actitud:
Los fatalistas sólo ven el el problema, mientras que los optimistas se esfuerzan por encontrar la oportunidad.
Sí, hay que hacer un esfuerzo. Por eso, para ver la oportunidad en vez del problema, hacen falta disciplina y perseverancia, hacerte un plan de vida adaptado a tu realidad y quererse a sí mismo. Puede el que cree que puede. Recuerda, caballero que cae en la batalla, ya iba muerto cuando entró en ella.
Anuncios

Acerca de nesemu o garciafajardojc@gmail.com

cfr en www. garciafajardo.org o en garciafajardojc@gmail.com o Facebook Profesor Eméritus Universidad Complutense Madrid, Estudió en universidades Complutense de Madrid Doctor en Derecho, Gregoriana de Roma, Pontificia de Salamanca, Escuela Oficial de Periodismo, Profesor Eméritus Facultad Ciencias de la Información, U.C.M. , Henley College
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s