Parte de lo que hay detrás de VOX

PARA que después no digan los que no quieren votar ni participar y se quedan en sus casas “creyéndose demócratas”… lean esto, al menos y pasadlo:
Las propuestas de Vox de las que sus líderes hablan menos: bajada de impuestos a empresas y rentas altas y liberalización total del suelo
La formación ultraderechista apuesta por un IRPF que solo cuente con dos tramos, reducir el impuesto de sociedades y aumentar las ventajas fiscales de las empresas
Vox plantea “convertir en suelo apto para ser urbanizado” todo aquel que no esté expresamente protegido y reformar el sistema de pensiones para que los trabajadores tengan que invertir parte de su sueldo
Daniel Ríosdrios@infolibre.es @Dany_Rios13
Publicada el 08/01/2019 a las 06:00Actualizada el 07/01/2019 a las 19:30
Acto de Vox en el Palacio de Vistalegre, en Madrid.
Acto de Vox en el Palacio de Vistalegre, en Madrid. Vox
Hasta ahora, el grueso de sus declaraciones públicas y su discurso político se han basado en temas como la inmigración, la supuesta “ideología de género” o el peligro de los “comunistas” y los “separatistas”. Pero Vox también cuenta con un programa económico que abarca propuestas fiscales, laborales o para las pensiones, entre las que se cuentan las rebajas impositivas a las empresas, la bajada de impuestos a las rentas más altas o la conversión de la mayor parte del suelo en urbanizable.

Desde que comenzó a despegar en las encuestas y, especialmente, a raíz de sus buenos resultados en Andalucía, el partido ultraderechista ha buscado marcar perfil propio en el bloque de la derecha haciendo hincapié en algunas de sus propuestas más polémicas a nivel territorial o de derechos civiles, como son la supresión de las autonomías o la derogación de la ley de protección contra la violencia de género. Pero, pese a su escueto nivel de detalle y a no incluir cifras sobre su coste, Vox también ha hecho bandera de su intención de bajar los impuestos o acabar con tasas que consideran confiscatorias. Hace unos meses, el partido hizo públicas sus 100 propuestas prioritarias, y estas son las principales a nivel económico:

1. UNA REBAJA DE IMPUESTOS A LOS MÁS ACAUDALADOS
Con las cifras en la mano, España no es un país que exprima los bolsillos de los ciudadanos a través de los impuestos, sino todo lo contrario: según los últimos datos de Eurostat, los ingresos que el Estado consigue mediante la tributación ascienden a un 37,9% del PIB, muy lejos del 44,8% que tienen de media los países de la UE y con una diferencia de casi 17 puntos porcentuales con Francia, que es el estado europeo con mayores ingresos (equivalen al 53,8% de su PIB). No obstante, Vox apuesta por una fuerte rebaja impositiva en España pese a que entre sus propuestas no se cuenta una reducción de la inversión en sanidad o educación, si bien el programa económico de la formación no explica cómo se compensaría la caída de los ingresos sin tener que recortar los servicios sociales.

Una de sus propuestas más radicales a nivel económico es la reforma del IRPF, el principal impuesto por recaudación. Actualmente, la tasa sobre la renta está dividida en cinco tramos que gravan los ingresos en función de su cuantía, pero Vox pretende acabar con esa distribución y dejar únicamente dos tramos: uno del 20% para las rentas hasta 60.000 euros y otro del 30% a partir de esa cifra. En la práctica, eso supondría una importante rebaja impositiva para buena parte de las rentas, pero especialmente para las más altas, ya que actualmente los ingresos por encima de los 60.000 euros están gravados al 45% y el tramo de entre 35.200 euros y 60.000 euros, al 37%. Las rentas por debajo de los 12.000 euros no tendrían que pagar IRPF, cuando ahora mismo se benefician de esta exención quienes ingresen menos de 14.000 euros.

Con respecto a los impuestos de sucesiones, donaciones y sobre el patrimonio, que gravan respectivamente las herencias, los donativos y la riqueza acumulada a partir de una determinada cuantía, la receta de Vox es simple: su supresión “en todo el territorio nacional”.

2. LA PROMOCIÓN DE LA “FAMILIA NATURAL” MEDIANTE REBAJAS TRIBUTARIAS

Entre sus propuestas para fomentar su concepción de la familia “natural” –la formada por hombre, mujer y su prole–, la formación ultra también propone implantar una “reducción mínima del 50% en el IBI para familias con hijos”, así como la exención total de este tributo para las familias numerosas. En esta línea, Vox plantea el “tratamiento conjunto de la renta familiar repartida entre los dos cónyuges, para no penalizar que uno de los miembros de la familia se dedique al cuidado de los hijos o de los dependientes”.

La única modificación del IVA propuesta por los ultraderechistas también tiene que ver con la potenciación de su modelo de familia, que pretenden reconocer “como institución anterior al Estado”: Vox propone reducir este impuesto a su tipo superreducido (del 4%) para los “productos y fármacos infantiles y geriátricos”. Asimismo, el partido plantea crear “cheques servicio que subvencionen parte de las necesidades familiares como los libros escolares, transporte público, etc” y “establecer bonificaciones proporcionales al número de miembros de las familias en todo tipo de suministros básicos como luz o gas o el acceso a bienes culturales”, así como otorgar un mínimo de 100 euros al mes por hijo a cargo.

3. EL FIN DE LAS RESTRICCIONES PARA CONSTRUIR

Entre sus 100 propuestas fundamentales, hechas públicas hace unos meses, Vox apenas incluye una relativa al problema del precio de la vivienda: la de “liberalizar el suelo” y dar mucha mayor manga ancha a la hora de construir. La ultraderecha apuesta por “convertir en suelo apto para ser urbanizado todo el que no deba estar necesariamente protegido por motivos de interés público convenientemente justificados”, unos motivos de los que no ofrece más detalles. “El mercado del suelo es especialmente rígido y su regulación provoca una escasez artificial que eleva su precio”, razona Vox. Aunque no fue el único factor, algunos expertos recuerdan que la ley de liberalización del suelo promulgada por el gobierno de José María Aznar contribuyó a la burbuja inmobiliaria cuyo estallido años más tarde derivó en la crisis financiera y el rescate público de las cajas de ahorros.

Asimismo, el partido propone reformar la Ley del Suelo “y corregir sobrevaloraciones a efectos de IBI de construcciones agrarias”, así como “rebajar los impuestos directos del gasóleo agrícola (combustible, fertilizantes, herbicidas, plásticos) por encarecer los costes de producción”, pese a sus implicaciones medioambientales.

4. MENOS IMPUESTOS PARA LAS EMPRESAS

Al igual que ocurre con el IRPF, Vox también plantea una rebaja del impuesto de sociedades, el que tienen que abonar las empresas por desarrollar su actividad. Actualmente, esta tasa tiene un tipo general del 25%, que no obstante puede quedar reducido mediante exenciones y deducciones hasta el 7,88% que pagan, de media, las grandes empresas, o el 2,8% que abonan los grupos bancarios. La propuesta de la ultraderecha pasa por rebajar este impuesto al 20%, con la opción de que esa cifra se quede en el 15% “en el caso de que los beneficios no se distribuyan y se mantengan en la empresa como reservas”. El impuesto de sociedades de las pymes, igualmente, quedaría reducido al 15% –ahora mismo las pequeñas compañías pagan un tipo efectivo del 18,78% y las medianas, del 13,65%–.

Pero no son las únicas ventajas fiscales que plantea Vox para las empresas, ya que entre sus medidas prioritarias se encuentra la reducción de las cotizaciones sociales que pagan las compañías por sus trabajadores. La formación propone “la reducción de un 20% de las cotizaciones de la empresa para nuevos contratos de carácter indefinido” de mayores de 50 años, y la creación de un plan de primer empleo “que exonere de las cargas sociales en la primera contratación de jóvenes menores de 24 años y por un periodo máximo de dos años”. La tercera pata de este paquete de medidas tiene tinte xenófobo: Vox plantea reducir un 10% “las cotizaciones de la empresa” cuando ésta haga “nuevos contratos indefinidos” para trabajadores españoles que se encuentren en el paro, siempre que la tasa de desempleo esté por encima del 8%.

5. LA REFORMA DE LAS PENSIONES

Vox propone reformar de nuevo el sistema de pensiones para implantar paulatinamente un modelo “mixto de capitalización y reparto”. En este nuevo modelo se garantizaría una pensión mínima a los jubilados a cargo de los Presupuestos Generales del Estado, y esa cuantía se complementaría con un porcentaje de la nómina que, durante la vida laboral del trabajador, iría a parar a una cuenta a su nombre que se invertiría donde éste quisiera. Los futuros pensionistas también podrían hacer aportes voluntarios mayores a esta cuenta durante su vida laboral.

Además, las pensiones contributivas estarían exentas de pagar IRPF, “no por doble tributación sino por justicia con quienes han tributado durante toda su vida laboral”. El partido no explica con cifras cómo afectará esta exención a las cuentas públicas y la sostenibilidad del sistema de pensiones ni cómo se compensará esta caída de los ingresos.

6. SANIDAD Y EDUCACIÓN

La reforma que plantea Vox para los sistemas públicos de sanidad y educación tampoco incluye muchos detalles, más allá de que está basada en la recentralización de las competencias y la implantación de un sistema único para toda España. En cuanto a la salud, la ultraderecha plantea “suprimir en la sanidad pública las intervenciones quirúrgicas ajenas a la salud” como son, a su juicio, el “cambio de género” o el “aborto”, así como acabar con la sanidad universal eliminando “el acceso gratuito a la sanidad para inmigrantes ilegales” e implantando un sistema de copago para “todos los residentes legales que no tengan un mínimo de 10 años” de residencia en España.

En lo relativo a la educación, Vox propone poner en marcha el polémico “sistema de cheque escolar”, y su programa también establece un incremento de las deducciones fiscales para particulares y empresas que colaboren “en la restauración y protección del extenso patrimonio cultural nacional”.

Anuncios

Acerca de nesemu o garciafajardojc@gmail.com

cfr en www. garciafajardo.org o en garciafajardojc@gmail.com o Facebook Profesor Eméritus Universidad Complutense Madrid, Estudió en universidades Complutense de Madrid Doctor en Derecho, Gregoriana de Roma, Pontificia de Salamanca, Escuela Oficial de Periodismo, Profesor Eméritus Facultad Ciencias de la Información, U.C.M. , Henley College
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s