Por quién doblan las campanas

Ninguna persona es una isla,
completa en sí misma.
Cada uno formamos parte de un continente,
una parte de la tierra firme.
Si un terrón fuera arrastrado por el mar,
Europa disminuiría.
Como sucedería con un promontorio,
o con la casa de uno de tus amigos,
o con la tuya propia.
La muerte de cada persona me disminuye,
porque formo parte de la humanidad.
Por lo tanto, no mandes a preguntar (no preguntes)
por quién doblan las campanas,
Doblan por ti.

John Doone

Textos clásicos y de la sabiduría universal seleccionados para compartirlos

Anuncios

Acerca de nesemu o garciafajardojc@gmail.com

cfr en www. garciafajardo.org o en fajardoccs@solidarios.org.es
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s