No a la guerra 8. Dependemos del petróleo

En lo económico, el mundo islámico y árabe juega un papel decisivo, pues ahí se encuentran los mayores yacimientos de petróleo del mundo. Occidente, y EEUU en concreto, pueden detentar el control de la producción, del capital y del saber técnico y científico. Pero ningún carro se mueve, ningún avión levanta el vuelo, ni una bomba inteligente es lanzada sin petróleo árabe. De ahí la presión y la vigilancia de las potencias occidentales sobre los países árabes, dividiéndolos y manteniéndolos bajo severo control.

En el pasado el Islam amenazó por dos veces a Occidente, en el cerco de Viena en 1529 y en 1683. Hoy, en la percepción de Hollande, la amenaza vuelve, bajo el espectro de las armas de destrucción en masa y del terrorismo feroz. De ahí el deber afrontarlo militarmente. Importa captar estas estructuras ocultas para que se entiendan mejor las razones de la guerra actual.

Anuncios

Acerca de nesemu o garciafajardojc@gmail.com

cfr en www. garciafajardo.org o en fajardoccs@solidarios.org.es
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s