Alucinados, enajenados y entontecidos aburridos

Queridos amigos, estaba seleccionando el tema para el artículo de hoy… postergando compartir mi tristeza y desconcierto por enajenación/alienación/esquizofrenia que padecen tantas personas, hasta los más pequeños con estos Ipod, móviles, washapear (o como se escriba) sin sentido, sólo “por matar el tiempo”. Una pareja sentada a la mesa de un café y en silencio cada uno con su cacharrito, tres o cuatro amigos caminando o apoyados en un muro (para que no se caiga) y cada uno mirando a una pantallita con los dedos frenéticos etc. En casa, ya hace años, he tenido que aclarar que si se viene a visitarnos o a comer o a tomar una copa… que por favor apaguen sus móviles, ¡no digamos ya en la mesa! ¿No han visto a algunas familias tumbados en sillones, el televisor a todo trapo y la mayoría cada uno con su móvil? En la playa, en la piscina, paseando, en las terrazas… y hasta en la cama. No ha sido una ni dos las veces que, en una reunión con alguna persona cuya cita habíamos concertado con tiempo… sonó su teléfono ¡y se puso a hablar con un “perdona”! No, le dije, si para hablar contigo o si tú quieres hablar conmigo he venido hasta aquí… no puedo admitir que se cuele nadie por un aparatito. A alguno no le sentó muy bien pero… tuvo que comprenderlo.
Lo mismo se diga cuando estás en una cola y llega tu turno, suena el teléfono y el funcionario se pone a tratar lo que sea con “otro” por teléfono. No, tengo una cita o he hecho una cola y usted me atiende a mí, para “eso” ya tienen ustedes sistemas infumables con los que nos invaden a cualquier hora del día o de la noche… en nuestra propia casa y mientras descansas o lees o hablas con otras personas, o comes, o escribes o te llamas al silencio. No tienen derecho a invadir nuestra intimidad como no lo tiene nadie a subir a tu apartamento si antes no se ha identificado y pedido permiso desde la portería.
Pues nada, ahí siguen. Lo malo es que, a veces, piensas “es una voz extranjera, se tienen que ganar la vida etc”, pero yo insisto “lo que me quiera decir envíelo por correo, y lo abriré o no pero respete mi trabajo o mi descanso”.Y algunos hasta se ponen farrucos… Es increíble adonde hemos llegado.A mis ya más de 25.000 alumnos, antes en las clases y desde que me hicieron Emérito, en mis talleres y cursos, se lo advierto el primer día: no paso lista, el que no quiera que no venga a molestar, ni quiero móviles ni aparatitos en mis clases, estamos aquí para trabajar, compartir y si no pueden “contener su adicción”, como decía mi padre, “el que no esté cómodo, que se ponga”, pero no aquí.Y no quiero entrar en temas de salud porque es un tema cada vez más grave y de incalculables consecuencias: sordera, “martilleo” en la cabeza etc, pero sobre todo, esa auténtica adicción y dependencia que no quieren o no saben controlar… y eso es grave… porque sienten fobia al silencio, a la autoestima, a pensar, a leer, a caminar, a compartir en torno a unas cervezas o caminando junto al mar o en la montaña. ¡Están llenos de vacío… de aislamiento en una soledad enfermiza!

Podríamos extendernos más en los síntomas que dan motivo para alarmarnos. Hay personas que tienen cara de “ausentes, zombies o zumbados”, mirando al móvil sin cesar, compulsivamente, desolada o airadamente… ¡No me llaman! ¡No suena! Pobre… hágaselo mirar porque puede ser muy grave.
Dejemos aquí el tema que da para mucho en estas “muchedumbres solitarias”, the lonnely crowd, sobre las que nos previnieron hace décadas.Pero les ruego que se retiren unos minutos a escuchar este link… y luego dense un corto paseo, pondérelo, respire hondo y pregúntese sino estamos en un mundo enloquecido, desequilibrado y cada vez más desestructurado. Y ya sabemos lo que ocurre a los sectarios, adictos, adeptos cerriles, fanáticos o irresponsables acomodaticios del “que decidan 0tros”… y ya, el más terrible “total… todos roban, mienten, no cumplen…” Oiga, unos más que otros; pero a todos esos que dicen que “pasan”… comprobarán sin consuelo y sin macha atrás que la máquina pasará por ellos, los controlará, dominará, y serán tratados como guarismos… No y mil veces no. En un mundo cada vez más “interconectado artificialmente”… el ensordecedor ruido del aislamiento y de la soledad los devorará como una leucemia, una metástasis o un cansancio de vivir, tedium vitae, desidia, acedia, aburrimiento … que está entre las causas del incremento constante del suicidio. Hay que llamar a las cosas por sus nombres y esta, la del suicidio, es la segunda causa de muerte violenta en el mundo. Sí, por encima de los fallecidos en accidentes de tráfico y en las guerras. Hay estudios rigurosos y contrastados sobre esta pandemia que sigue a la más brutal arma de destrucción masiva: la explosión demográfica, que nos está devorando al tiempo que destruye el planeta. Basta con un dato: el planeta Tierra tenía en 1914 unos Mil trescientos millones de habitantes… al cabo de un siglo, en 2014 ya habíamos alcanzado los Siete mil trescientos millones de “seres humanos”… y el crecimiento ya es exponencial… pero muchos siguen prendidos de esos chismes (tan útiles bien empleados) o de los locuaces e irresponsables tertulianos que a todas horas pontifican y babosean sobre TODOS los temas. Ese es otro síntoma de este síndrome autodestructivo y despersonalizador que padecemos en las tristes ciudades cada vez más contaminadas.
Nunca podremos decir que no lo sabíamos, que no nos habían informado, prevenido, alertado… Una vez más, con palabras de Albert Camus: actuemos como humanos responsables y solidarios “para que nuestros hijos y nietos no tengan que avergonzarse de nosotros porque, habiendo podido tanto, nos atrevimos a tan poco”

José Carlos García Fajardo

Anuncios

Acerca de nesemu o garciafajardojc@gmail.com

cfr en www. garciafajardo.org o en fajardoccs@solidarios.org.es
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s