Este lugar es para el corazón. Está vacío, pero es difícil de llenar

a pesar de ser tan pequeño.

Hay una parte del corazón del viajero que se queda allí.

Otra, que acompaña a los amigos cuando uno no viaja solo.

También hay otra que regresa con el viajero para contar lo que sintió y vivió.

Pero hay una última parte, esa parte que cada vez que se contempla

ayuda a viajar con la mente.

Esa es la parte que debe ser colocada allí.

Y para cada uno es una cosa diferente.

J. L. Dacal

Anuncios

Acerca de nesemu o garciafajardojc@gmail.com

cfr en www. garciafajardo.org o en garciafajardojc@gmail.com o Facebook Profesor Eméritus Universidad Complutense Madrid, Estudió en universidades Complutense de Madrid Doctor en Derecho, Gregoriana de Roma, Pontificia de Salamanca, Escuela Oficial de Periodismo, Profesor Eméritus Facultad Ciencias de la Información, U.C.M. , Henley College
Esta entrada fue publicada en Bajo el árbol de la Palabra, Para el recuerdo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s