Sabiduría inmemorial

Para que las cosas se nos revelen, tenemos que estar listos
para abandonar nuestros puntos de vista sobre ellas
.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

COBROS MILLONARIOS

La Audiencia investiga todos los encargos del BBVA a Villarejo a lo largo de casi 15 años

  • El espionaje de 2004 para desactivar la entrada de Sacyr en el banco se perfila de momento como el primer gran encargo
  • Las pesquisas privadas que Villarejo desarrolló sobre Ausbanc y el contrato que oficialmente le encomendaba auditar la seguridad de un crucero en 2016 convencen a los investigadores de que hubo una relación sostenida en el tiempo
La Operación Trampa, aquella en la que durante 2004 y 2005 el entonces comisario José Manuel Villarejo espió por encargo del BBVA a políticos, empresarios y periodistas para desactivar la entrada del grupo inmobiliario Sacyr en el accionariado del banco, no fue un episodio aislado sino un eslabón en lo que ya se perfila como una larga cadena. Sustentada en el ingente volumen de documentación intervenida a Villarejo y su círculo, esa es la premisa bajo la que la investigación judicial sobre el BBVA y sus pagos a Villarejo examinará con lupa y de forma conjunta no solo aquel espionaje a gran escala sino la serie completa de trabajos de inteligencia que el policía realizó para la entidad a lo largo de casi tres lustros.

Así lo han confirmado a infoLibre fuentes conocedoras del caso, que no han precisado si el análisis de las notas, los informes, las grabaciones y las facturas incautadas al expolicía y su círculo han sacado a la luz otros eventuales encargos del BBVA adicionales a los ya conocidos.

Otras fuentes jurídicas sondeadas para esta información subrayan que la investigación conjunta –es decir, en una misma pieza cuyo nexo común es el BBVA como cliente– de todas las presuntas operaciones ilegales realizadas por Villarejo para el banco reafirma la tesis de que el policía urdió una trama criminal con actividades sostenidas en el tiempo. Y eso enlaza con la también presunta existencia de un delito continuado, lo que aleja el riesgo de prescripción: tanto para Villarejo como para sus potenciales cooperadores y cómplices.

De la relación sostenida entre el BBVA y Villarejo ya han trascendido tres hitos desde el estallido de la Operación Tándem, que en noviembre de 2017 provocó el ingreso en prisión y con carácter preventivo del hombre cuyo apellido opera hoy casi como sinónimo de las denominadas cloacas del Estado. De esos tres hitos, el más importante por su magnitud y sus implicaciones políticas y económicas, es el del espionaje de Sacyr, cuya datación comienza en 2004 y que en apariencia constituye la primera misión realizada para el BBVA.

El segundo es el del exhaustivo rastreo sobre el emporio societario de la hoy desaparecida asociación de usuarios de banca Ausbanc y sus relaciones con jueces, desarrollado en los primeros años de la actual década. Y, de momento, el tercero y último es el contrato que en 2016 suscribió de nuevo el banco con el policía con el objetivo oficial de que auditase la seguridad de un crucero en el que planeaba hacer una travesía por el Egeo el entonces presidente de la segunda entidad financiera del país, Francisco González.

Bautizada por el propio Villarejo en sus informes como “Proyecto Trampa” o Trampa, la guerra sucia pagada por el BBVA para impedir que Sacyr tomase posiciones en su accionariado no se limitó a rastrear con medios ilegales de qué posibles aliados disponía la constructora, lo que implicó pinchar llamadas del propio recinto gubernamental de la Moncloa durante los primeros meses del recién formado Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

En línea con las tácticas de extorsión que la investigación ha ido destapando, Villarejo y los suyos hurgaron en la vida privada de los espiados y recabaron información sobre sus relaciones sentimentales, sus hipotéticos problemas con Hacienda, cualquier sospecha sobre su patrimonio y cualquier otra irregularidad susceptible de convertirse en arma para disuadirles de apoyar a Sacyr.

Cobros millonarios

Por lo que se sabe a día de hoy, y utilizando su agencia privada de investigación, Grupo Cenyt, Villarejo ha cobrado del BBVA más de seis millones de euros. La cifra no está por completo cerrada, aunque el llamado modelo 347 de Hacienda, un clásico en todas las investigaciones sobre corrupción y que refleja los pagos superiores a 3.000 euros efectuados a lo largo de un año y con destino al mismo proveedor, permitirá en última instancia trazar un dibujo preciso.

Tampoco está cerrada la investigación interna activada por el BBVA: que siga abierta fue el argumento que el viernes pasado esgrimió Carlos Torres, máximo responsable del BBVA, para mantener como “presidente de honor” a su antecesor en la presidencia ejecutiva, Francisco González. En enero, una vez aflorado el espionaje en torno a Sacyr, el BBVA ofreció un dato: que esa investigación interna había comenzado en junio, cuando todavía González regía la entidad. ¿Por qué en junio? Es una incógnita, pero lo cierto, y así lo ha confirmado este periódico, es que ese mes la Audiencia Nacional ya había comenzado a indagar sobre los trabajos de Villarejo respecto de Ausbanc para el BBVA.

El encargo del equipo de Francisco González a Ausbanc había saltado la barrera del secreto antes de que los digitales moncloa.com y elconfidencial lanzasen el 10 de enero la primera información sobre la Operación Trampa y sus 15.000 llamadas interceptadas de 3.925 teléfonos diferentes, entre ellos los del exministro socialista Miguel Sebastián; los empresarios Luis del Rivero, en 2004 presidente de Sacyr, y Juan Abelló; y los de quienes en aquel periodo ostentaban la presidencia y la vicepresidencia nada menos que de la CNMV, Manuel Conthe y Carlos Arenillas. 

Ausbanc, y esa es una de las acusaciones que pesan sobre su principal directivo –Luis Pineda, preso preventivo en espera de juicio– extorsionaba al BBVA por su negativa a dar sostén financiero a la asociación. Villarejo, cuya posición de poder en el aparato policial le facilitaba el acceso a informaciones reservadas, desmenuzó en un amplísimo dossier la composición de la red mercantil de Luis Pineda, sus mecanismos para trasvasar las subvenciones de la asociación y las redes amistosas que mantenía con decenas de jueces en toda España, a los que invitaba –y pagaba– por su intervención en “foros jurídicos”.

En noviembre, elconfidencial publicó que el BBVA había camuflado con facturas de 60.000 euros sus pagos a Villarejo “por acabar con Ausbanc”. Citando “fuentes cercanas a esa maniobra”, el diario atribuía a la mano de Villarejo la denuncia anónima que en febrero de 2014 recibió la UDEF y que finalmente desembocó en una querella de la Fiscalía contra Pineda y su grupo. Las fuentes del caso consultadas por infoLibre aseguran que ese hecho no se ha acreditado. Al menos, de momento.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Cómo nació algo bueno en un Centro Penitenciario

Cómo nació algo bueno en un Centro penitenciario
 
Nada hay más hermoso y gratificante en esta vida que acudir a la llamada del amigo.
Amigos, me siento muy feliz y lleno de sosiego y de alegría. Necesito compartirla.
Hace muchos años, cerca de 40, me telefoneó un alumno de Periodismo y me dijo: “Profesor, entro en un Centro penitenciario para cumplir condena”. Respondí: “Soy abogado, doctor y profesor de Derecho, pero no soy ejerciente ya que, como sabe, me dedico a la docencia universitaria y a colaborar en los medios”
Sin vacilar respondió: “Lo sé… pero no me falle”. Colgué el teléfono y salí al jardín de mi comunidad para caminar en silencio, sin querer pensar, respirando consciente de todo cuanto pisaba, veía, miraba y me envolvía.
Al cabo de unos diez días era sábado y yo me fui temprano a Segovia para visitar al director y responsables del Centro penitenciario, a quienes había anunciado mi visita. José María, Manolo y Gregorio, los dos subdirectores, jóvenes, que estudiaban Derecho en la UNED, creo recordar. Hablamos. Solventamos los vacíos legales de no tratarse de un abogado para visitar a su cliente, ni de un familiar en día de visita, ni un médico llamado para la ocasión. No era más que un profesor de la Universidad Complutense que venía a visitar y a atender en lo que necesitara y estuviera en mi mano a un alumno de la Facultad de CC de la Información.
Charlamos con cordialidad y no muchas palabras, había feeling, cuando con algo de “tristura” me parecía que esperanzados y deseos de ayudar me dijeron, bajando algo la voz: “Ya ve cómo está reglamentado; de afuera, además de familiares y personal del Centro, sólo acude un capellán católico para celebrar la misa y dos Hermanas de la Caridad para acompañarlos y charlar con los presos”.
“Pues las normas existen para cumplirlas y tratar de mejorarlas adaptándolas a los tiempos y a las circunstancias”, respondí con afecto y con una sonrisa de compañeros universitarios ante la posibilidad de mejorar unas normas. Era la epiqueia de los griegos, como la regla del cantero de Lesbos que era de plomo y se adaptaba a las sinuosidades y formas del problema: cumplamos la ley, pero apliquemos a la justicia algo “más hermoso que el lucero de la mañana y que la estrella de la tarde”, como enseñaba Aristóteles y supieron desarrollar los atenienses y luego los romanos, y los pueblos más inteligentes. Apliquemos la justicia atemperada por la equidad.
Así fue, me hicieron un carnet con mi foto y un cartón de color mostaza o algo así que encontraron, ya que todos los que tenían eran blancos.
Me acompañaron a visitar las más que viejas y frías instalaciones que rezumaban tristeza mientras sonaban los estridentes cerrojazos detrás de nosotros cuando pasábamos. Sin hablar, tomé cuenta de todo lo que podría mejorarse… así soy yo y ya es tarde para cambiarme. Luego me acompañaron a una salita, perdón por la expresión, pero que me pareció siniestra y con luz de una bombilla colgada del techo en donde al poco tiempo entró mi antiguo alumno al que reconocí al momento, mientras los funcionarios se retiraron para dejarnos a solas.
Hablamos, escuché, hice preguntas prudentes sin querer saber las causas de su condena a un C.P. tan alejado de su vida familiar, y salí con las ideas bastante claras y aprendiendo desde entonces que nunca preguntaría a un interno por las causas de su condena. Me dije a mí mismo “pasados los controles, el desasosegante ruido de los cerrojazos, sólo hay seres humanos”. Jamás lo he olvidado y así lo he compartido y enseñado.
Le dije al interno que regresaría el próximo sábado y que estuviera preparado a las 10, para establecer un plan de trabajo y él un plan de vida ajustado a las normas del “colegio mayor” en el iba a pasar unos años.
Comencé a cubrir yo solo los 200 kms. de ida y vuelta por las carreteras de entonces, en invierno y en verano. Cuando salí, se lo conté a los funcionarios y les pareció bien si nos tomábamos ellos y yo un café con algo que pilláramos por allí. De eso se encargarían ellos.
Ahí comenzó lo que años más tarde sería conocido como Solidarios para el Desarrollo aún antes de que, al crecer y expandir nuestras actividades, años más tarde tuviéramos que acogernos a una ley creo que de 1964, hice una asociación solidaria, y redacté el Reglamento como pedían las leyes de entonces. Aún no proliferaba el concepto de “organizaciones no gubernamentales” ONG, y nuestro domicilio social se fijó en la Facultad de CC de la Información, informé al Rector y al Decano amigos… sin darles muchas explicaciones (porque no las tenía, “me llamaron y fuimos”) pero ellos fueron inteligentes y sensibles y me acompañaron en “comprender” lo que estábamos poniendo en marcha. Nos reíamos cuando musité la copla “si tú me dices ven, lo dejo todo”.
Comenzaron a acompañarme cada sábado, algún profesor del curso que estudiaba el interno y poco después algún antiguo alumno que venía para conducir y muy pronto para acompañarme cuando algunos de los presos se quejaron al director que “aquello” también les gustaría a ellos. (Los funcionarios y yo nos sonreímos para nuestros adentros y al sábado siguiente ya nos comenzaron a acompañar alumnos y alumnas “para conducir” etc., y para que, mientras el profesor de turno atendía al futuro periodista encontré una sala desangelada en la que utilizamos una salamandra de siglos atrás y les pedí a los que internos que la mantuvieran bien encendida después de que desayunaran. Que buscaran sillas y que las colocaran en círculo en torno al calor y voluntarios o visitantes que fui llevando cada sábado y que ellos me iban pidiendo: periodistas conocidos, cantantes, profesores, autores de libros, deportistas y un enorme y largo etcétera hasta nuestros días.
Mañana les contaré por qué, a mis muchos años, como profesor jubilado pero Emérito, llevamos cuatro semanas funcionando los jueves, con dos asistentes de confianza, en un aula de cultura “La aventura de leer” en el módulo de respeto, el nº 10, del CP de Soto del Real que no deja de salir en los informativos. Por supuesto que, desde hace ya muchos años, aquella experiencia de Segovia se extendió por otros muchos CP de Madrid, Valdemoro, Toledo, Alcalá, Sevilla, Palma de Mallorca, Granada, Murcia etc. y en otros países de América. Y les juro que lo estamos pasando “bomba”… porque nada hay más hermoso que acoger y acudir a la llamada del amigo.
José Carlos Gª Fajardo
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Frases de Rabindranat Tagore

Sé indulgente conmigo un momento, y déjame sentarme a tu lado, que luego terminaré lo que estoy haciendo. Mi corazón, si no te ve, no tiene sosiego, y mi trabajo es como un afán infinito en un fatigoso mar sin playas. El verano ha venido hoy a mi ventana,. zumbando y suspirando, y han venido las abejas, trovadores en la corte del bosque florecido. Es el tiempo de sentarse quieto frente a ti, el tiempo de cantarte, en un ocio mudo y rebosante, la ofrenda de mi vida.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Cómo superar la ansiedad

La ansiedad es una emoción básica del ser humano que nos ayuda a protegernos de una posible amenaza. Un cierto grado de tensión es necesario para afrontar las dificultades que se presentan en la vida cotidiana. El problema surge cuando esta tensión nos sobrepasa y nos anula como personas.
Si tú eres una de las muchas personas que experimentan un intenso malestar a causa de la ansiedad, que, con frecuencia, se sienten dominadas por el miedo y la angustia, es importante que sepas que la ansiedad se puede superar o, por lo menos, se puede aprender a controlarla.

Este vídeo te ofrece 10 consejos prácticos y eficaces para disminuir progresivamente la ansiedad. La…
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Diez mil personas cuya herencia supere el MILLON de Euros dejarán d epagar impuesto de Sucesiones

¿NO HABÍA NADA MÁS URGENTE?
El nuevo Gobierno andaluz acordó aplicar una bonificación del 99% en la cuota del impuesto para quienes hereden de sus padres, de sus hijos, abuelos, nietos o sus cónyuges. Según los cálculos que ha hecho la Consejería de Hacienda, gracias a la medida 10.000 personas cuya herencia supere el millón de euros dejarán este año de pagar el impuesto de sucesiones. Los que heredaban por debajo de esa cifra ya estaban exentos de tributar desde el 1 de enero de 2018, cuando entró en vigor la rebaja fiscal aprobada por la socialista Susana Díaz tras pactarla con Ciudadanos.
PASALO, ES UNA VERGÜENZA: PP, CC y VOX!!!!
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Hermosa reflexión de Marco Aurelio

Aprendí de mi padre: la mansedumbre y la firmeza serena en las decisiones profundamente examinadas. El no vanagloriarse con los honores aparentes; el amor al trabajo y la perseverancia; el estar dispuesto a escuchar a los que podían hacer una contribución útil a la comunidad. El distribuir sin vacilaciones a cada uno según su mérito. La experiencia para distinguir cuando es necesario un esfuerzo sin desmayo, y cuándo hay que relajarse. El saber poner fin a las relaciones amorosas con los adolescentes. La sociabilidad y el consentir a los amigos que no asistieran siempre a sus comidas y que no le acompañaran necesariamente en sus desplazamientos; antes bien, quienes le habían dejado momentáneamente por alguna necesidad le encontraban siempre igual. El examen minucioso en las deliberaciones y la tenacidad, sin eludir la indagación, satisfecho con las primeras impresiones. El celo por conservar los amigos, sin mostrar nunca disgusto ni loco apasionamiento. La autosuficiencia en todo y la serenidad. La previsión desde lejos y la regulación previa de los detalles más insignificantes sin escenas trágicas. La represión de las aclamaciones y de toda adulación dirigida a su persona. El velar constantemente por las necesidades del Imperio. La administración de los recursos públicos y la tolerancia ante la crítica en cualquiera de estas materias; ningún temor supersticioso respecto a los dioses ni disposición para captar el favor de los hombres mediante agasajos o lisonjas al pueblo; por el contrario, sobriedad en todo y firmeza, ausencia absoluta de gustos vulgares y de deseo innovador. El uso de los bienes que contribuyen a una vida fácil y la Fortuna se los había deparado en abundancia, sin orgullo y a la vez sin pretextos, de manera que los acogía con naturalidad, cuando los tenía, pero no sentía necesidad de ellos, cuando le faltaban. El hecho de que nadie hubiese podido tacharle de sofista, bufón o pedante; por el contrarío, era tenido por hombre maduro, completo, inaccesible a la adulación, capaz de estar al frente de los asuntos propios y ajenos. Además, el aprecio por quienes filosofan de verdad, sin ofender a los demás ni dejarse tampoco embaucar por ellos; más todavía, su trato afable y buen humor, pero no en exceso. El cuidado moderado del propio cuerpo, no como quien ama la vida, ni con coquetería ni tampoco negligentemente, sino de manera que, gracias a su cuidado personal, en contadas ocasiones tuvo necesidad de asistencia médica, de fármacos o emplastos. Y especialmente, su complacencia, exenta de envidia, en los que poseían alguna facultad, por ejemplo, la facilidad de expresión, el conocimiento de la historia, de las leyes, de las costumbres o de cualquier otra materia; su ahínco en ayudarles para que cada uno consiguiera los honores acordes a su peculiar excelencia; procediendo en todo según las tradiciones ancestrales, pero procurando no hacer ostentación ni siquiera de esto: de velar por dichas tradiciones. Además, no era propicio a desplazarse ni a agitarse fácilmente, sino que gustaba de permanecer en los mismos lugares y ocupaciones. E inmediatamente, después de los agudos dolores de cabeza, rejuvenecido y en plenas facultades, se entregaba a las tareas habituales. El no tener muchos secretos, sino muy pocos y sólo sobre asuntos de Estado. Su sagacidad y mesura en la celebración de fiestas, en la construcción de obras públicas, en las asignaciones y en otras cosas semejantes, es propia de una persona que mira exclusivamente lo que debe hacerse, sin tener en cuenta la aprobación popular a las obras realizadas. Ni baños a destiempo, ni amor a la construcción de casas, ni preocupación por las comidas, ni por las telas, ni por el color de los vestidos, ni por el buen aspecto de sus servidores; el vestido que llevaba procedía de su casa de campo en Lorio, y la mayoría de sus enseres, de la que tenía en Lanuvio. ¡Cómo trató al recaudador de impuestos en Túsculo que le hacía reclamaciones! Y todo su carácter era así; no fue ni cruel, ni hosco, ni duro, de manera que jamás se habría podido decir de él: «Ya suda», sino que todo lo había calculado con exactitud, como si le sobrara tiempo, sin turbación, sin desorden, con firmeza, concertadamente. Y encajaría bien en él lo que se recuerda de Sócrates: que era capaz de abstenerse y disfrutar de aquellos bienes, cuya privación debilita a la mayor parte, mientras que su disfrute les hace abandonarse a ellos. Su vigor físico y su resistencia, y la sobriedad en ambos casos son propiedades de un hombre que tiene un alma equilibrada e invencible, como mostró durante la enfermedad que le llevó a la muerte.
Emperador Marco Aurelio
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario